sábado, 10 de julio de 2010

POEMAS A LA SELECCIÓN ESPAÑOLA DE FÚTBOL

A pocas horas de disputarse la final del Mundial de Fútbol 2010 en Sudáfrica:

A LA SELECCIÓN ESPAÑOLA DE FÚTBOL

Habíamos crecido
bajo el umbral de la esperanza,
acostumbrados a la derrota,
al silencio permanente
sobre esta piel de toro,
herido en su palabra.
No fueron días, fueron años
de persecución implacable
frente a rúbricas enfermizas,
donde todo el honor posible
era morir en paz.
Después, algún sabio,
con locura quijotesca,
empuñó su lanza y gritó:
¡Podemos, contra
estos molinos, podemos!
Y despertaron los héroes,
con su valentía roja,
y reconquistaron la voz
para que nadie, nunca más,
olvide esta alegría.
Carmen Salamanca

POEMA A LA SELECCIÓN ESPAÑOLA DE FÚTBOL

No duerme nadie en España.
Caen los últimos granos de arena
que anuncian la hora señalada.
Nuestro ejército carmesí se encamina
por la verde alfombra a la batalla.
Altos muros de lengua germana
se levantan frente a la portería,
firmes y desafiantes clavan su mirada.
Los soldados de rojo,
de pies ágiles y alegría en las entrañas,
se hermanan por la conquista
del trofeo dorado,
cáliz con roja sangre de resurrección.
La historia no recuerda perdedores,
ni el más fiero ni el más fuerte
llenan sus páginas escritas.
No bastan intenciones
ni altas Torres inmóviles
frente a la portería.
Jugar mejor, driblar al contrario,
galopar por las bandas
y engañar con la mirada
mientras se acaricia el balón,
hacia la red, dentro del arco,
trazando una maraVillosa jugada.
Gol y victoria.
El verde se tiñe de rojo apasionado.
Suenan las vuvuzelas,
el negro continente se hace andaluz,
madrileño, gallego, catalán.
Los españoles queremos
hacer nuestro sueño realidad,
aprender a ganar,
ser lo que nunca fuimos,
campeones del mundo de fútbol,
reyes del balón.
Helena Trujillo

DE FUTURO ROJA

Mirad, mundos de color enloquecido por la torpeza de movimientos aniquilados.
Mirad, que rota de sangre, anda vagando la española.
Roja como pasionaria roja, fuerte como el alma del que nacen sus soldados
¿No veis esa gota de sudor que enrojece el sur de Europa
y salpica con su garra la esfera planetaria?
Hombres nacidos de la tierra ajada y seca para arrancar del adversario un alarido.
Serena como el norte fugaz de las banderas
de un límpido horizonte que esperaba a esta hueste.
Un viento rudo fecundó a la tierra
tantas veces roja del color de sangre, y ahora silba al viento huracanado,
pues la española anda jugando con la muerte.
Valiente, granítica, vivaz,
la historia tiembla a vuestros pies. Huye la derrota en tu presencia,
viajan las estrellas sepultadas, al lugar que ocupaban vuestros dientes.
Se aproxima templanza huracanada.
Del muro infranqueable que custodia tu fortuna, al ariete,
el miedo redime vuestros miedos y el futuro os anima y os protege.
Brota del oro tus pies, que aniquila al feroz hermano americano
y a la adalid germánica presencia, vecina tempestad.
Y tu mano, mano de hierro fugaz que estampa cada ataque en vuestra gloria,
aturde en su agudeza hasta a la suerte.
Razón roja, unión libre de tantas palabras libres,
matriz acorazada, al son del latir de una explosión de luces
tu corazón fabrica un nuevo siglo de oro,
España querida, de tu savia terrestre.
Virginia Valdominos

POEMA A LA SELECCIÓN ESPAÑOLA

Era un equipo sinuoso y con una virtud,
no sólo arreciaba cuando los surcos manidos regían
su sino sin destino, su detenida cuestión,
cuando todo iba a favor tampoco se rendían
a cualquier sucesión.
Habían llegado a semifinales,
señal de que algo había comenzado.
Sin gestas, el pie trabajaba como una mano.
Sin gestos para que nada se adelantara a su llegada.
Después los jugadores debutaban entre sus lugares
designados en el campo haciendo un solo conjunto,
múltiple, inconexo, pero cohesionado
por una sola libido, la de la selección española.
Aquella que se cierra y se abre cada vez
que sea necesario, cada vez que el deseo
en cada Mundial sea convocado.
Era un partido que todavía no había ocurrido,
y, sin embargo, su ruido insonoro ensordecía
toda mirada y toda voz, que no suscitaran
palabras que horadasen su propio futuro.
Una vez más, la palabra dada
ha dado un paso entre otros pasos.
Amelia Díez Cuesta

ODA A LOS MEJORES

Entre Casillas y Villa
mi corazón se balancea.
No sé cual elegir de los dos…
¡Madre mía qué problema!
Como soy una mujer moderna
elijo quedarme con los dos:
uno por su temple y su raza,
otro por su valentía y astucia.
¡Novias suyas, no os pongáis celosas!
Yo soy ya una mujer madura
y sólo me calienta la sangre
verles parar y meter
la pelota.
Claire Deloupy

A LA SELECCIÓN ESPAÑOLA DE FÚTBOL

La sed
de venganza,
pasados
los cuartos milenios,
no alcanza
para la frente
coronada
de sabanas
y jirafas,
latiendo
en variados
sexos prohibidos.
Cambia
nuestra suerte
y los palos
son un jugador más
en el camino del triunfo.
Te levantas
y un paso nuestro
es el alzamiento
de los nuevos hombres,
sus avances.
La furia,
y movimientos
de fraternidad social
en la piel de toro,
son amados
como restitución
progresiva
de las pasiones primeras.
¡A trabajar, amigos!.
Que por veros jugar
aflojamos el alma
y hasta el bolsillo,
en voces de orgullo
y gritos
como sones de vientos,
estrellas de sangre
sobre corazas de cuero.
Sois vosotros
los que buscábamos,
Campeones de Europa,
¡el mundo os espera!.
Jaime Icho Kozak

PODEMOS
A la Selección Española de fútbol
Y ellos hicieron la gesta,
y así nos enseñaron:
crecer no es fácil, pero podemos,
y así nos enseñaron que todo es imposible
hasta que se hace.
Nos mostraron que hay héroes modernos
que en lugar de blandir espadas,
blanden esféricos,
que en vez de ganar guerras,
conquistan en la baraja de los estadios
copas y corazones.
Esta vez no es el circo romano distrayendo
con sus gladiadores al pueblo entontecido que se somete.
Esta vez, si España se levanta de su letargo
y los hombres y mujeres españoles
toman sus manos, y laten al mismo ritmo durante 90 minutos,
y suspiran con la misma intensidad, en un suspiro universal,
al unísono, esa energía vibrante, ese deseo conseguido,
mientras los once íberos baten con sus alados pies
la ígnea tierra, hasta conquistar ajenas latitudes
de una red entretejida en rojos sueños,
ese logro exultante, ayudará a dar pasos, arrojará maromas,
para salir del lodo infectado de esta crisis,
multiplicará las alegrías,
hará surgir sonrisas en los rostros más fieros
y soles de futuro sobre las hoscas frentes.
Caupolicanes de la dicha, Prometeos de la rima,
la poesía alienta vuestro botín hambriento de conquistas.
Os esperamos, volved con la cabeza alta,
traednos el oro de nuestras ilusiones,
perdido en las lejanas tierras de Sudáfrica.
Alejandra Menassa

EL PASE DE LA ROJA A SEMIFINALES

Empezó el partido, sonaron los himnos nacionales,
y sus notas no lograron ubicar a los rivales.
España pensó que era fácil atravesar las piruetas de Iguazú
y los de Ciudad del Este pensaban que el árbitro pasaría la frontera
en busca de un caro perfume para conquistar a su amante.
Remendando paradas gastaron una hartada de minutos
piruetas y más piruetas, hasta sentir el apremio del adiós
al cáliz de la victoria.
El retortijón llenó el césped de unas nervaduras dislocadas:
se tiraron a los pies, a las orejas,.. a lo sobresaliente
del cuadrilátero aún sin arriesgar las vestiduras.
Los guaraníes se expusieron a la revancha divina
que no soportó su órdago a Casillas,
su pasión fue casi humana
cuando titubeo ante aquella pelota:
en una carambola dijo sí, dijo no
hasta olvidar las leyes de la física que
siempre fueron fieles al mejor contrincante.
El sueño de los optimistas se cumplió,
el campo se vistió de un rojo apasionado
y desde el Gran Salto se escuchó un silencio,
abrumador .
Ana Velasco

LA ROJA PASIÓN ADELANTE

Es un tajo en la frente del pasado
alcanzar el punto cardinal sur de África
entre los primeros del juego y poder soñar
cada alborada otra historia para cantar.
No fue el destierro ni la suerte milenaria, ni la costumbre hecha tradición,
es un largo silencio que en nuestra tierra prohibió los triunfos y
dispuso el infierno entre hermanos por un pedazo de pan
que dejaban su sangre en las cunetas del culto a la traición.
La roja hoy reina sobre la furia del pasado
somos y es una orquesta, a veces rockera con esencias de vals,
a veces un tablero de ajedrez con su intocable rey
otras una oleada de alegría enrojeciendo el cielo sur de todo continente.
Adelante, España adelante!!!
Carlos Fernández

A LA SELECCIÓN ESPAÑOLA DE FUTBOL

¡locos!, saltábamos
¡locos!, corríamos
¡pervertidos!, y nos abrazábamos
y además, estábamos algo enamorados.
Era una pasión, La Roja,
la que pasaba por nuestras vidas.
Teatralizamos el perdón,
celebramos la unión
y sin acomodarnos en la gloria
de consistentes nubes,
los triunfos llegaron con labor.
Entre el bullicio
compartimos besos en vasos de licor,
enhebrando nuestras alegrías
a las fieras del ácido tonificador,
el que rodó por nuestras gargantas
enalteciendo a la masa de amor.
Concentrado el mundo,
en aquella alegría extranjera nos olvidamos,
nos perdimos,
un balón, una jugada sin huella,
el movimiento erótico del correr
y aquella anhelada razón,
objetivo alcanzable para nuestras ilusiones
con placer abrumador:
El Mundial, el logro de once, millones,
que alcanzamos con ahínco
en el deseo que marcó ese día y a esa hora
un ¡¡¡Goool!!!.
Susana Lorente

ESPAÑA: LA HERMANA HA CRECIDO

Soy de una tierra donde almendros y flores
eran adorno en los campos y sombra fluvial del llanto,
cuando una tristeza de mi cabello enrojecido
deslizaba en mi sonrisa un silencio.
Creció la hermana, se hizo madre y abuela y sigue tejiendo
el tiempo que la alegría borda en el pecho de nuestros
mocetones, hablando en diferentes idiomas el juego que pueda
elevar hasta lo más alto en competición la bandera.
Ella son millones de mujeres y hombres al borde
de un suspiro, un susto o un gol!!!
los que sostienen
la proeza de imaginar una canción
con mis camaradas de tierra y lomo haciendo el coro
al paso de sonoras trompetas de lejanos paises
bajo el balcón de antaño luto de doña Lola
hoy la Roja de esta competición.
Pilar Rojas

POEMA A LA SELECCIÓN ESPAÑOLA DE FÚTBOL

Rojo es el balón de cuero,
el balón de cuero negro como un pájaro,
de cuero blando como un sueño
atado a las miradas.
Y jugamos con ojos veloces,
bebiendo latidos, voces levantiscas,
mascando lágrimas y versos.
Mascando letras y perfumes.
Goles como llamas,
inalcanzables victorias, gruesos muros,
apunto de desplomarse.
Kepa Ríos Alday

POEMA A LA SELECCIÓN ESPAÑOLA DE FÚTBOL

Desde 1920 y con verdadera devoción
es “La Furia Española” una gran selección,
la llamen como la llamen, según opinión,
“La Roja” en este mundial, será campeón.
Nadie lo creía, nadie lo dudaba,
pero todos han de confesar
que es la nuestra, la española,
la que despierta auténtica pasión.
Ya la historia nos trajera algún recuerdo de gol
y aunque en esta competición, nada de nada,
quizá el 2010 sea el año del reventón,
¡vamos Villa, vamos campeón!
mete, mete en la portería
esta vez, eres el sueño español.
Magdalena Salamanca

1 comentario:

Gonzalo Ramos Aranda dijo...

Les comparto mi poema, . . .

EL FUTBOL: JUEGO CELESTIAL DEL HOMBRE

Domingo la cita,
lugar un estadio,
fila de taquilla
pesado calvario.

Estando en la grada
no te importa nada,
que suenen cornetas,
matracas, trompetas.

Disfrutamos juntos
¡el juego del hombre!,
lucen los conjuntos
vistoso uniforme.

Once contra once,
el fut es romance,
la de gajos rueda
en cancha de seda.

El sudor la riega
en sana refriega,
al balón botines,
puntapiés afines.

La defensa luce,
la media se crece,
un buen delantero
encara al portero.

¡La malla se mece!,
¡la gente enloquece!,
¡la magia del fútbol!,
¡se ha metido un goool!

Anotarlo es clave,
bendita esa llave,
el tanto es pedido
en cada partido.

No basta jugarlo
pues hay que ganarlo,
triunfar con honor,
no hay nada mejor.

Dura es la batalla,
la pasión estalla,
mas hay un principio:
¡que se juegue limpio!

El árbitro pita . . .
principio, el final,
marcará cerquita
imparcial penal.

Las porras se cimbran
a cada momento,
aplauden, corean,
acción y talento.

¡Un gran cabezazo!,
¡un tiro al larguero!,
¡bonito chanflazo!,
¡lance del arquero!

¡Deporte el más bello!,
¡que ganas, que entrega!,
el fútbol se juega . . .
también en el cielo.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, Distrito Federal, a 15 de marzo del 2006.
Si Dios quiere, este bello poema rodará, rodará y rodará
por el mundo, . . . como si fuera un balón de fútbol.
Dedicado a Don Angel Fernández Rugama (QEPD)
Reg. Indautor No. 03-2006-050413132300-01